jueves, 3 de agosto de 2017

Los frentes de seguridad: una buena alternativa para combatir la delincuencia
La carrera 77B en el barrio Villa Luz era visitada continuamente por delincuentes que asaltaban sus carros, sus casas y los transeúntes que de manera desprevenida caminaban por sus calles. Fueron muchos años de zozobra, donde los atracos se convirtieron en el pan diario del  vecindario, hasta que los residentes decidieron unirse y tomar medidas que les permitieran vivir tranquilamente. 

Luego de varias reuniones donde hubo desacuerdos y acuerdos, lograron aportar entre todos para instalar 25 cámaras ubicadas en sitios estratégicos que les vigilan permanentemente el frente de sus casas y las cuales pueden monitorear desde los televisores del hogar o desde las pantallas de sus celulares. Recientemente, con el acompañamiento de la Policía y de las autoridades locales, lograron inaugurar oficialmente su propio Frente Local de Seguridad. Ente tanto, en el barrio San Joaquín bastó con que un residente le pidiera permiso a su vecino del frente para instalar una cámara de seguridad que vigilara su fachada por los continuos atracos de los que había sido víctima, para que saliera a flote la problemática de inseguridad que cada hogar estaba sufriendo en silencio. Hoy, cuentan con un frente de seguridad de 38 cámaras y alarmas que protegen a una manzana completa. Y así, se tejen historias de decenas de barrios como La Riviera, Normandía o Bolivia, donde a partir de los continuos robos, se han creado exitosos Frentes de Seguridad como medida de prevención y protección.
En estos sitios, ante un episodio de inseguridad, basta con obturar la alarma que cada usuario tiene para que la señal llegue al cuadrante de la policía y la reacción sea inmediata. De esta manera logran identificar y ahuyentar a los amigos de lo ajeno y hoy, son ejemplo de comunidad organizada en torno a una problemática común que azota a toda la Localidad de Engativá: la inseguridad.

Las estrategias contra la inseguridad
Según Francisco López, referente de Seguridad y Convivencia de la Alcaldía Local de Engativá, desde la Administración Local se vienen desarrollando dos estrategias para mejorar la convivencia y la seguridad: una preventiva y otra operativa. En la preventiva se realizan acciones como los consejos locales de seguridad, juntas zonales, encuentros ciudadanos, atención al público y reuniones con la comunidad, donde se invita a tener acciones de autocuidado o de denuncia.  En la operativa se ejecutan visitas a establecimientos de comercio y puntos específicos, donde hay presencia de microtráfico y dado el caso se realizan labores de judicialización con la fiscalía.
Sin duda, dentro de los programas preventivos más destacados se encuentran el de Espacios confiables y seguros, que mejora los entornos escolares y de parques; y el de Puntos críticos con abordaje territorial, con el cual se instalaron el pasado 30 de mayo 4 mesas territoriales en igual número de puntos críticos de Engativá:  Engativá pueblo, Luis Carlos Galán, Ferias  y  Boyacá Real.
Rodolfo Morales, Secretario Técnico del Consejo Local de Gobierno y Director de las mesas territoriales, explica que el objetivo de este proyecto es tener contacto directo con líderes de la comunidad en los 4 puntos estratégicos, escogidos por presentar fenómenos de habitantes de calle, atracos, microtráfico y riñas. Desde la Alcaldía, ofrecerán soluciones interinstitucionales efectivas a cada una de las problemáticas de la zona, que conduzcan a incrementar la seguridad mediante prácticas de autocuidado, cultura de basuras, aprovechamiento del tiempo libre, etc; donde se involucran las entidades distritales según la necesidad.
Así mismo, cualquier comunidad que lo requiera puede visitar la oficina de Seguridad y Convivencia en el tercer piso de la Alcaldía Local, donde además de exponer su problemática podrá agendar una reunión en su barrio con las autoridades administrativas y de policía para conocer aspectos importantes como el nuevo código nacional de policía y los Frentes Locales de Seguridad.

Se requiere alto grado de corresponsabilidad
Engativá es una localidad con aproximadamente 1.300.000 habitantes, más una población flotante de 1.000.000 de personas que diariamente circula por el corredor de la calle 80. De acuerdo con el Comisario Isaias Barrera de la Estación X de Policía, para garantizar la tranquilidad de esta cantidad de ciudadanos, la Institución tan sólo cuenta con 500 uniformados (menos el 33% que mensualmente sale por procesos y procedimientos) distribuidos en 13 CAI y 72 cuadrantes que cubren 3 turnos de vigilancia: de 7 a.m. a 2 p.m. – de 2 a 9 p.m. y de 9 p.m. a 7 a.m. 
De ahí la necesidad de que la comunidad también haga parte del trabajo de búsqueda de la seguridad y no se limite a pensar que le corresponde sólo a las autoridades.
Para iniciar, se recomienda reunirse, socializar sus problemáticas y organizarse en un Frente Local de Seguridad, el cual puede integrar una o varias cuadras, una manzana o un barrio.
De acuerdo con el Comisario Barrera, en Engativá hay 52 frentes de seguridad, que conforman una familia extendida donde se previene el delito y se genera tejido social, unidad, convivencia y armonía. En ocasiones necesitamos un médico, un odontólogo, veterinario o una enfermera y no sabemos si dentro de nuestra comunidad existen dichos profesionales. El árbol de teléfonos que se crea, nos permite conocernos y ayudarnos.
De igual forma la creación del Frente de Seguridad debe llevar dos componentes: un componente humano liderado por el coordinador y conformado por toda la comunidad aportante y el componente tecnológico donde se incluyen las cámaras, las alarmas, su instalación y su habilitación, de acuerdo con el presupuesto y necesidades de los residentes que lo conforman.
Hoy, con el avance de la tecnología las cámaras pueden ser monitoreadas desde los televisores o las pantallas de los celulares y las alarmas son portables, como una alarma de automóvil, que ante un episodio se obtura y activa un código previamente asignado por la Policía, el cual es recibido de manera inmediata en el cuadrante respectivo, lo que facilita la acción de las autoridades.
De igual manera, los integrantes del Frente de Seguridad conforman un grupo vía WhatsApp donde incluyen al comandante del CAI, como mecanismo alterno de comunicación. Posteriormente, el Comisario Barrera recomienda que el frente debe seguir trabajando y hacer por lo menos una reunión de seguimiento y evaluación cada dos meses, donde también se pueden coordinar campañas de aseo, brigadas de salud y otras actividades de integración.