Mujeres

Qué tanto sabe sobre los sangrientos orígenes del Día Internacional de la Mujer

A principios del siglo XX, coincidiendo con las protestas por los derechos de los trabajadores, el 8 de marzo se convirtió en un punto recurrente para las protestas de las mujeres.


El origen del Día Internacional de la Mujer hunde sus raíces en el 8 de marzo de 1857, cuando cientos de mujeres de una fábrica de textiles de Nueva York organizaron una marcha en contra de los bajos salarios. En esos años, los salarios que recibían las mujeres eran inferiores en más de la mitad a lo que recibían los hombres y, de hecho, ambos compartían condiciones inhumanas en los trabajos industriales. La protesta terminó con la policía dispersando brutalmente a las mujeres manifestantes y matando por el camino a 120. Sin dejarse amilanar, las trabajadoras fundaron dos años después su primer sindicato. Desde aquel histórico 8 de marzo, hoy Día Internacional de la Mujer, la fecha se convirtió en un punto recurrente para las protestas de las mujeres. En el año 1909, se celebró por vez primera un día nacional de la mujer, siendo este declarado el 28 de febrero por el Partido Socialista en EE.UU. La fecha sirvió de escenario para numerosas protestas bajo el lema «Pan y Rosas», en el que el pan simbolizaba la seguridad económica y las rosas la calidad de vida. Al año siguiente, en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, reunida en Copenhague, se reiteró la demanda de sufragio universal para todas las mujeres y, a propuesta de Clara Zetkin, se proclamó el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer. La propuesta se aprobó por unanimidad por la conferencia, que contaba con más de 100 mujeres pertenecientes a 17 países distintos, entre las que se encontraban las primeras tres mujeres elegidas al parlamento de Finlandia. La reivindicación de un Día de la Mujer vivió su bautizo de sangre el 25 de marzo de 1911, también en Nueva York. La fábrica de camisas Triangle Shirtwaist ardió en la madrugada con centenares de mujeres que trabajaban en el interior de aquel edificio de diez plantas y que no pudieron escapar de las llamas porque los propietarios habían bloqueado todos los accesos para evitar robos en su interior.

Un cambio en las leyes laborales

La tragedia, que coincidió con las habituales protestas que se desarrollaban año tras año en el mes de marzo, sirvió para que las leyes estadounidenses comenzaran a recoger mejoras en la seguridad en el trabajo en el sector industrial. El incendio de la fábrica valió, además, de aldabonazo para la causa de las mujeres trabajadoras y del internacionalismo obrero en general en todo el mundo. El sindicato Women's Trade Union League y el International Ladies' Garment Workers Union organizaron muchas de las protestas contra esta tragedia, entre las que destacó el desfile funerario silencioso, que reunió a una multitud de unas 100.000 personas.


Escuela de formación política para mujeres



La Secretaría Distrital de la Mujer, otorgó un reconocimiento especial a las 96 mujeres que participaron entre agosto y octubre pasado en la Escuela de Formación Política “Por el Derecho de las Mujeres a Gobernar Bogotá”.
En el acto que se llevó a cabo en el salón Monserrate del Hotel Tequendama el pasado 16 de diciembre, se destacó el empeño y el compromiso de las participantes en la Escuela, donde se socializaron conocimientos en materia de ciudadanía y democracia; Sistema Político Colombiano; Mecanismos y escenarios de participación; análisis de coyuntura y contexto; enfoque diferencial; planeación con enfoque de género; mecanismos para generar consensos y alianzas entre mujeres y negociación política.